Salario diario integrado para IMSS 2004

Por el CPC Francisco Javier Martínez Ibáñez

19. Tiempo extra y días de descanso trabajados

En cuanto a la LSS el tiempo extra debe incluirse en el SBC dependiendo de las disposiciones vigentes, básicamente en tres periodos, con características diferentes para cada uno de ellos. Recordemos que tenemos una Ley Nueva a partir del 1º de julio de 1997, que vino a sustituir a la Ley Vieja, que tuvo su vigencia hasta el 30 de junio de 1997, aunque con relación al SBC no se tienen cambios importantes de una ley a otra, debido a que las principales modificaciones en cuanto a la integración de salario se dieron el 20 de julio de 1993.

Periodo de aplicación

Integracion al SBC

Hasta el 20 de julio de 1993

El artículo 32, fracción f, establecía que no se incluían en el SBC “Los pagos por tiempo extraordinario, salvo cuando este tipo de servicios esté pactado en forma de tiempo fijo.”

Del 21 de julio de 1993 al 30 de junio de 1997

Se eliminó la fracción f del artículo 32, pero se expidió el Acuerdo del Consejo Técnico del IMSS 497/93 el 18 de agosto de 1993. Éste acuerdo impone límites bimestrales para determinar si el tiempo extra se incluye en el SBC. Con jornada continua se incluye el tiempo extra que excede de 78 horas bimestrales, y con jornada discontinua el que excede de 45 horas bimestrales.

A partir del 1º de julio de 1997, con la Ley Nueva

Se incluye en el artículo 27 (que sustituye al 32 de la Ley Vieja) la fracción IX que establece que no se incluyen en el SBC “El tiempo extraordinario dentro de los márgenes señalados en la Ley Federal del Trabajo”. Se incluye en el SBC el tiempo extra cuando se trabaja después de tres días en una semana, o el que excede de tres horas en un día.  

 

La Nueva LSS, vigente a partir del 1º de julio de 1997, en el Título segundo, capítulo II, artículo 27, fracción IX, indica que el salario base de cotización se integra con los pagos hechos en efectivo por cuota diaria y las gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o prestación que se entregue al trabajador por sus servicios, excluyéndose como integrante del salario base de cotización el tiempo extraordinario dentro de los márgenes señalados en la Ley Federal del Trabajo.

En las modificaciones a la Vieja LSS del 20 de julio de 1993 se eliminó la fracción f) del artículo 32, la cual excluía de la integración al tiempo extra en tanto no se pactara como fijo. Al eliminarse esta fracción, en estricto sentido debía integrarse todo el tiempo extra como una percepción de tipo variable, pero se esté error se subsano con la emisión del siguiente acuerdo:

ACUERDO DEL CONSEJO TÉCNICO DEL IMSS 497/93 DEL 18 AGOSTO DE 1993.

Horas extras. Atento a que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, autoriza por circunstancias extraordinarias, la ampliación de horas de jornadas, se considera que el pago por el tiempo extraordinario cuando este servicio se preste eventualmente, no de manera cotidiana, hasta el margen legalmente autorizado, no integrará el salario base de cotización.  Se considera como eventual la prestación del referido servicio, hasta por tres horas diarias, tres veces a la semana, un bimestre continuo o en forma discontinua hasta 90 días, durante un año calendario; y en caso de prestarse el servicio en forma permanente o pactado previamente, excediéndose del máximo legal, es decir, por mas tiempo del señalado anteriormente, el salario se integrará con todo el tiempo excedente.  Este criterio tiene el carácter de provisional, por lo que podrá ser revocado en cualquier momento a juicio de este consejo técnico.

 

Con la vigencia de este acuerdo del Consejo Técnico tenemos los siguientes lineamientos para integrar o no el tiempo extra, en el periodo comprendido entre el 21 de agosto de 1993 y el 30 de junio de 1997.
 

Ya sea que se trate de tiempo extra eventual o fijo, el límite para no integrarlo al SDI es de tres horas diarias, tres veces a la semana cuando la jornada en continua; en caso de jornada discontinua el límite es de tres horas diarias por noventa días al año, o sea, 270 Horas anuales o 45 bimestrales.

La redacción del texto del acuerdo es confusa por lo que se presta a interpretaciones, y es importante señalar que con esta interpretación el tiempo extra fijo, que anteriormente se integraba al SDI, durante este periodo sólo integrará por el excedente de los límites bimestrales.

A partir de 1997, en la nueva Ley del Seguro Social se incluye una nueva fracción del artículo 27 que sustituye al anterior artículo 32 y que a la letra dice:

Artículo 27. ...”Se excluyen como integrantes del salario base de cotización, dada su naturaleza, los siguientes conceptos:

...................

 IX.  El tiempo extraordinario dentro de los márgenes señalados en la Ley Federal del Trabajo "

 

Esta nueva fracción viene a sustituir el acuerdo del Consejo Técnico, pero ahora tenemos limites semanales, ya no bimestrales. Todo el tiempo extra que excede de nueve horas extras  semanales, así como el que excede de los límites de tres horas diarias y tres veces por semana,  deben considerarse como una percepción variable que se debe integrar al SDI como una percepción variable.

Además es importante considerar los criterios que se tienen en cuanto a la integración del tiempo extra al SBC del IMSS:

ACUERDOS DEL CONSEJO TÉCNICO DEL IMSS

DESCANSO OBLIGATORIO. Acuerdo No. 235744 de 13 de enero de 1969.  Los patrones deben pagar cuotas obrero patronales por las percepciones de los trabajadores que realizan autosuplencias en el día de descanso obligatorio.

HORAS EXTRAS, CASOS EN QUE FORMAN O NO PARTE DEL SALARIO. Acuerdo 389 746 del 17 de octubre de 1973. “...II. En relación al inciso f) se seguirán las normas siguientes: 1. Los pagos por tiempo extraordinario se integrarán al salario base de cotización, cuando en el contrato colectivo o individual de trabajo o en sus reformas, se pacte expresamente que dicho tiempo extraordinario se laborará en forma de tiempo fijo. 2. También se integrarán al salario base de cotización los pagos por tiempo extraordinario, cuando se trate de empresas que laboran jornadas continuadas y cuyos trabajadores, en consecuencia, prestan en tiempo extraordinario servicios de naturaleza constante, aun cuando para ello se utilice un sistema de rotación de personal.

HORAS EXTRAS, NO INCREMENTAN EL SALARIO. Acuerdo No. 689 del 7 de enero de 1976. “...dejen de considerar como parte integrante del salario el concepto derivado de laborar horas extra, para los efectos de modificar los cambios de grupo de cotización, salvo que comprueben que en el caso concreto la labor extraordinaria esté pactada en forma de tiempo fijo.

PRECEDENTES Y JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACIÓN, actual TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA.

DESCANSO SEMANAL.- La retribución por laborar el día de descanso semanal no forma parte del salario para efectos del cálculo de cuotas obrero patronales. – Informe de 1971, pág. 51. –Juicio 4836/69. –7 de mayo de 1971.

HORAS EXTRAS.- Los ingresos percibidos por horas extras no forman parte del salario para efectos del pago de cuotas obrero patronales. – Año XXIII, pág. 370, T. I. , Nos. 373 a 375.- 2a. Sala, juicio 4872/67. – 26 de febrero de 1968.

HORAS EXTRAS, NO FORMAN PARTE DEL SALARIO
.- De una interpretación de los artículos 82 y 84 de la ley Federal del Trabajo en vigor a partir del 1º. de mayo de 1970, se llega a la conclusión de que los pagos hechos a los trabajadores por concepto de tiempo extraordinario no forman parte del salario que debe servir de base para efectos de cotización al Instituto Mexicano del Seguro Social, lo que se corrobora tanto con lo dispuesto por el artículo 32 de la Ley del Seguro Social que los excluye expresamente, como por el criterio sostenido reiteradamente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.- Revisión No. 168/74. Resuelta en sesión de 7 de noviembre de 1980, por mayoría de 4 votos, 1 más con los resolutivos y 1 en contra. H. I. Noviembre de 1980, p. 16.

HORAS EXTRAS, INTEGRAN EL SALARIO.- Independientemente de la denominación que se dé al concepto de pago, si el trabajador tiene incorporado a su salario el llamado “tiempo extra”, como pago normal y constante, debe entenderse que forma parte del salario, por ser una percepción regular y fija. Amparo directo 5553/76.- 25 de abril de 1977. 5 votos. Semanario Judicial de la Federación. Séptima Época. Volúmenes 97-102. Quinta parte.- Enero-junio 1977. Cuarta Sala Pág. 19.