Depreciación (depreciation) / Gastos por D. / D. acumulada / D. en línea recta / D. real

Disminución del valor o precio de algo, ya con relación al que antes tenía, ya comparándolo con otras cosas de su clase.

DRAE

Depreciación o gastos por depreciación

Procedimiento de contabilidad que tiene como fin distribuir de manera sistemática y razonable el costo de los activos fijos tangibles, menos su valor de desecho, si lo tienen, entre la vida útil estimada de la unidad. Por lo tanto, la depreciación contable es un proceso de distribución y no de valuación.

Boletín C-6, párrafo 39. Ver: NIC-16, párrafo 7

Los gastos por depreciación son una partida del estado de resultados que no requiere uso de recursos y que por lo tanto adiciona al resultado neto del periodo en el estado de cambios en la situación financiera.

Cantidad o importe depreciable

Es el costo histórico de un activo depreciable u otra cantidad que sustituye al costo histórico [en los estados financieros], menos el valor residual estimado.

NIC 4, párrafo 4

Otros gastos

Vea: Diferencia entre depreciación y amortización.

Depreciación acumulada

Cuenta complementaria de activos fijos que representa las reservas para depreciación.

La depreciación acumulada representa el monto de uso de cada activo.

Cada periodo contable aumenta el monto de la depreciación acumulada hasta llegar a una cantidad igual al costo de adquisición del activo. En ese momento, el activo pasa a ser un bien sin valor contable.

Depreciación en línea recta

Depreciación que se determina en igual valor durante todos los periodos, mediante la aplicación de un porcentaje fijo.

Este es el criterio de depreciación que considera para casos normales la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Depreciación real

Depreciación que no se determina por medio de cálculos técnicos, sino en virtud de una inspección ocular o directa de las propiedades de la entidad.

No es la diferencia entre el costo original y el valor actual sino que se aprecia por medio de un porcentaje sobre su costo original o sobre su costo de reposición a los precios vigentes en la fecha de la estimación. Por ejemplo: si una propiedad vale 85% del precio de nueva a la que sea exactamente igual, la depreciación real es del 15%.

No debe confundirse la "depreciación real" con los cambios de valor motivados por oscilaciones de las escalas de precios.  

 

Amortización

 

Vea: Deducción de inversiones.